La presoterapia en el deporte

shutterstock_287834054

Los métodos o técnicas con que se entrenan, son muy similares en muchos de los deportistas del mismo sector, el poder de la globalización afecta a todos los campos, no iba a ser menos el deporte. Pero, aparte de las condiciones físicas de cada individuo, el tiempo que se le dedique a la mejora, los profesionales con que entrenemos o los medios con que contemos, también es muy importante tener en cuenta los métodos que se emplean para recuperar a los deportistas de las duras sesiones de entrenamiento. Es lógico pensar que cuánto menos tiempo necesitemos emplear para la recuperación del físico, mejor nos irá al poder dirigir nuestros entrenamientos de manera más intensiva.

Así pues, cuando sometemos a nuestro cuerpo a una dura sesión de ejercicio, lo más importante es recuperar nuestros músculos. Dicen los expertos que sería magnífico terminar una dura jornada deportiva con un progresivo enfriamiento, hidratación y nutrición, con los aportes minerales o vitamínicos que consideremos y con un completo drenaje linfático, presoterapia, sin olvidar el reposo necesario. Todo esto hablando en términos más o menos serios, no una mera jornada en la que realicemos cualquier actividad física a modo de hobbie.

Explicándolo de manera muy simple, diremos que con la presoterapia en el deporte, conseguiremos expulsar con mayor garantía grasas, líquidos y toxinas que se acumulan tras el ejercicio. Favorecerá la circulación linfática y venosa, revitalizando nuestras extremidades, a la par de ser un ejercicio relajante y placentero por los movimientos rítmicos que nos producen los movimientos de aire en el interior de los cobertores. Sometiendo a los músculos a una rápida recuperación. De esta forma evitaremos lesiones y agujetas.

El ácido láctico circulante es transformado en glicógeno por el hígado, de forma que puede ser utilizado nuevamente para la producción de energía. De ahí la importancia del drenaje linfático y del retorno venoso con la presoterapia después del entrenamiento o la competición.

La presoterapia es un arma terapéutica esencial cuando se pretende lograr evitar las lesiones deportivas, así que nos encontramos con una herramienta que no sólo facilita la eliminación de sustancias tóxicas acumuladas en los tejidos tras el entrenamiento, sino que es capaz de evitar en gran medida el peor de los escenarios posibles para un deportista de competición: las lesiones deportivas.

Nuevas pistas sobre el origen de las intolerancias alimentarias

shutterstock_286771304

Un sistema inmune alterado en el momento de nacer podría causar en algunos bebés la intolerancia a ciertos alimentos.

Nueces, cacahuetes, huevo, leche, trigo… La lista de alimentos que nos causan alergia crece, pero no sabemos por qué. Un equipo de científicos del Instituto de Investigación Médica de Parkville (Australia), ha descubierto que muchos de los niños que desarrollan alergias alimentarias, en sus primeros años de vida, presentan un sistema inmune alterado en el momento de su nacimiento, con células que predisponen al problema.

Los investigadores analizaron la sangre recogida del cordón umbilical de 697 niños australianos, que pasaron por pruebas de detección de alergias al cumplir un año. Los análisis demostraron que los críos que presentaban intolerancias alimentaria tendían a tener en la sangre de su cordón umbilical monocitos – un tipo de célula del sistema inmune- más sensibles a las bacterias y virus que los de los niños que no desarrollaban alergias. Los monocitos hiperactivos disparan los mecanismos responsables de las reacciones alérgicas.

Esta respuesta fuerte suele ser un signo de buena salud, pero en los recién nacidos y los bebés podría indicar que su sistema inmune es más proclive a reaccionar contra proteínas inofensivas presentes en los alimentos. Los resultados no indican de qué forma se produce esta sensibilización excesiva, ni si surge durante el parto o en la gestación, pero podrían llevar a una mejor comprensión de las causas de estas intolerancias, y al desarrollo de tratamientos preventivos contra estas reacciones del sistema inmune que pueden poner en peligro la vida de quienes las sufren.

En Centro Estético Ana León, contamos con especialistas que te realizarán una prueba REAL (con muestra de sangre) de Detección de Intolerancia de Alimentos, para que puedas conocer a qué PROTEÍNAS de los alimentos estás reaccionando de un modo negativo. Por tanto te estableceremos una “Dieta específica” o una modificación de tus hábitos alimentarios para descartar el o los alimentos que dañan día a día tu salud, siempre contando con que tu Salud es lo más importante y evitar así las posibles carencias de nutrientes.

Las condiciones clínicas que se han podido relacionar con intolerancia alimentaria y que, tras suprimir el alimento o alimentos, en más de dos tercios de los casos, se han producido mejorías evidentes, son las siguientes, con datos entresacados de diversas publicaciones:

  • Trastornos gastro-intestinales: Dolores abdominales, constipación, diarrea, hinchazón, síndrome del colon irritable. Es la patología que más induce a pensar en una intolerancia alimentaria. Puede cursar desde dolores abdominales, diarrea o vómitos, a constipación, por lo que puede ser aconsejable realizar el test bioquímico de IgG frente a alimentos ante una patología digestiva poco definida etiológicamente.
  • Procesos dermatológicos: Acné, eczema, psoriais, rashes, urticaria, picor.
  • Molestias Neurológicas: Dolor de cabeza, migraña, mareo, vértigo.
  • Molestias respiratorias: Asma, rinitis, dificultad respiratoria. En estos casos puede haber solapamiento con un proceso alérgico.
  • Trastornos psicológicos: Ansiedad, letargia, depresión, fatiga, náuseas, hiperactividad (principalmente en niños).

Otros: Artritis, fibromialgia, articulaciones inflamadas.