Termoestimulación:

FOTO PAREJA

Los efectos Fisiológicos de la SINERGIA entre TERMOTERAPIA + ELECTROESTIMULACIÓN son:

1.Efectos biológicos y actividad metabólica:

El tejido graso presenta una gran capacidad de absorción de la radiación infrarroja gracias al aumento de la temperatura y por la sucesión de distintas corrientes lipolíticas. La tasa metabólica se incrementa hasta un 13% por grado de temperatura. Gracias a esto, las reacciones biológicas incrementan su velocidad. Esta acción conlleva una mayor captación de oxígeno por parte de los tejidos, un mayor aporte de nutrientes y una mejor reparación y cicatrización del tejido.

2.- Efectos vasculares:

Se producirá una hiperemia, por lo tanto un aumento de aporte sanguíneo y elementos nutricionales. De igual forma habrá una actuación del sistema circulatorio por el efecto de las corrientes circulatorias ayudando de esta forma al retorno venoso arterial, el cual muchas veces, en los casos de celulitis, se ve afectado.

3.- Mejora del sistema linfático:

Hay una activación de la circulación de la linfa ayudándola a eliminar líquido de deshecho.

4.- Efectos neuromusculares:

Obtenemos un aumento del tono muscular, gracias a la estimulación, que será de gran valor en aquellos casos en que trabajamos celulitis blanda en los que el componente de flacidez es importante o bien un efecto sedante en función del tipo de corrientes que sea administrado.

 

También es importante para todas aquellas personas que estén lesionadas, las que no puedan practicar deporte…o como refuerzo y mejora del tono muscular en muchos otros pacientes.

Hemos demostrado que la termoelectroestimulación muscular desencadena respuestas fisiológicas similares al ejercicio regular cuando se analizan los parámetros habituales de sus efectos. Además, las molestias descritas a menudo asociadas a la electroestimulación no constituyeron un problema en nuestros estudios, lo que revela que el uso de electrodos relativamente grandes y la aplicación de termoterapia reducen esta restricción no deseada.

A pesar de que se ha indicado que la electroestimulación simple no es bien tolerada en sujetos obesos, observamos que la termoelectroestimulación muscular prolongada fue muy bien tolerada e incrementó tanto la capacidad aeróbica como la eficiencia metabólica cuando se utilizaba como alternativa al ejercicio físico habitual en sujetos sedentarios obesos.

La termoelectroestimulación muscular potencia significativamente la reducción del tejido adiposo visceral durante el adelgazamiento.

Como conclusión, la intervención con termoelectroestimulación muscular puede desempeñar un papel en la intervención en el estilo de vida en sujetos obesos que no quieran o no puedan realizar ejercicio físico habitualmente.

La termoelectroestimulación mostró respuestas fisiológicas similares a la realización regular de ejercicio. La electroestimulación muscular indujo un aumento del V02 con   una relación dosis‐respuesta y el incremento de la intensidad del calor superficial provocó respuestas hemodinámicas adicionales  inducidas por la vasodilatación.

Problemas que podemos tratar con la termoestimulación:

-CELULITIS BLANDA

-CELULITIS DURA

-CELULITIS EDEMATOSA

-REAFIRMANTE

-REAFIRMANTE INTENSO

-POST-PARTO

-OBESIDAD

-OBESIDAD LOCALIZADA

-CIRCULATORIO

-DRENANTE

-REDUCTOR

-REMODELANTE

-TONIFICANTE

-RELAJANTE

Añadiendo tratamiento específico para:

DOLENCIAS

-CONTRACTURAS

-INFLAMACIONES MUSCULARES

-POST.OPERATORIOS

¿Y por qué funciona de un modo tan efectivo desde la primera sesión?

Está indicado para aquellas personas que tienen problemas musculares y/o de dolor general.

Fundamento: Se trata de un programa que utiliza corrientes analgésicas tipo TENS que, además de aliviar o eliminar el dolor, actúan sobre las contracturas musculares conduciendo a un estado de relajación.

Por tanto, el objetivo del programa es proporcionar una sesión de relajación muscular y de sedación orgánica que suprima el dolor y proporcione serenidad y tranquilidad duraderas.