¿Qué regalar a una madre? Regala belleza ¡acierto seguro!

shutterstock_145421134

Un regalo personalizado y lleno de emociones!  Se el más original.

Con independencia de la edad de nuestra madre, hay algo que una mujer siempre quiere: verse guapa. Y decimos verse, porque aquí no importa tanto la opinión de los demás, sino la que tenemos sobre nosotros mismos, o en este caso, sobre ella misma.

Por este motivo, nosotros apostamos por regalar belleza, sin importar el motivo. Pero, ¿qué queremos decir con eso de “regala belleza”? Nos referimos, en concreto, a darle la oportunidad de dedicarse unos minutos a ella misma. A olvidar el estrés, las presiones y el cuidado y bienestar de la familia por encima del suyo propio. En definitiva, a pensar, por una vez, tan sólo en ella.regalar-a-una-madre

Las Navidades, por ejemplo, son una época perfecta para este tipo de regalos, bien antes de las reuniones familiares, para lucir más joven y guapa en estas fechas; bien para disfrutarlo después, y empezar el año con el guapo subido. Su cumpleaños, o el día de la Madre, son excusas perfectas para regalarles algo de tiempo, y conseguir que se vean tan guapas como nosotros las vemos.

Es la mejor, lo da todo por ti y merece el mejor regalo. Lo buscas original, que le despierte emociones y además sea flexible con nuestro presupuesto.

Si no tienes claro qué tratamiento elegir, la mejor opción es optar por una tarjeta regalo de belleza. Con este tipo de regalos te aseguras un detalle original, con el que acertar. Ella podrá elegir entre un masaje relajante, un tratamiento facial anti-arrugas, reafirmante, iluminador,… ¡con lo que conseguimos un regalo totalmente personalizado! Al final, el objetivo de este tipo de regalos es recordarles que ellas también tienen el derecho de ser mimadas tanto como nos cuidan y nos miman a nosotros.

Otra de las ventajas de este tipo de presentes es que se adaptan a nuestro bolsillo, ya que encontramos diferentes opciones a la hora de escoger nuestra tarjeta regalo, algo muy importante si tenemos en cuenta que el gasto en regalos puede dispararse en estas fechas.

Un detalle muy original para los días señalados, que disfrutará cómo y cuándo ella quiera, ¡y a mimarse!shutterstock_145421134

ESTUDIOS EN GEMELOS DEMUESTRA QUE EL ENVEJECIMIENTO NO ESTÁ EN TUS GENES

1

Dermatología: 
ESTUDIOS EN GEMELOS DEMUESTRA QUE EL ENVEJECIMIENTO NO ESTÁ EN TUS GENES
 
De repente nos miramos al espejo y nos damos cuenta que nos parecemos de forma sorprendente a nuestros padres. ¡Envejecemos igual que ellos!
Sin embargo no todo el envejecimiento está en nuestros genes. Hay algunos factores que dependen de nuestros hábitos que hacen que envejezcamos peor. Como decía Shakespeare, “el destino no está en las estrellas sino en nosotros mismos”
Hay un estudio muy interesante publicado en la prestigiosa revista Plastic and Reconstructive Surgery donde analizan el envejecimiento de gemelos genéticamente idénticos. Estos gemelos son una excelente oportunidad para poder evaluar el papel del envejecimiento “extrínseco”, es decir, el envejecimiento que depende de nosotros mismos.
Pues bien, en este estudio se demostraba que la gemela que vivía en Miami tenía la piel con más manchas y arrugas que la que vivía en Minnesota debido a la mayor exposición solar. Y que la gemela que fumaba parecía mucho mayor que la que no fumaba. Y que la gemela que había realizado tratamiento hormonal sustitutivo parecía más joven que la que no lo había realizado. A continuación os pongo fotos de las gemelas de estos estudios.
Estas son las gemelas con diferente exposición solar (la de las manchas es la que vivía en Miami):
Y estas son las fotos de la gemela fumadora y la no fumadora (la fumadora parecía de mayor edad):
 3
A continuación las gemelas que hacían y no hacían el tratamiento hormonal sustitutivo (la que hacía el tratamiento tiene mejor aspecto):
 4
La verdad es que las fotos son sorprendentes. Está claro que hay parte de nuestro envejecimiento que podemos controlar.
En esto estudio también había algunos detalles sorprendentes. Se confirmaba que la gemela que bebía mucho alcohol parecía más mayor que la que no bebía tanto. La gemela divorciada parecía más envejecida que la gemela casada. ¡Y la gemela viuda parecía más joven que la gemela no viuda! Podéis sacar vuestras propias conclusiones….