La presoterapia en el deporte

shutterstock_287834054

Los métodos o técnicas con que se entrenan, son muy similares en muchos de los deportistas del mismo sector, el poder de la globalización afecta a todos los campos, no iba a ser menos el deporte. Pero, aparte de las condiciones físicas de cada individuo, el tiempo que se le dedique a la mejora, los profesionales con que entrenemos o los medios con que contemos, también es muy importante tener en cuenta los métodos que se emplean para recuperar a los deportistas de las duras sesiones de entrenamiento. Es lógico pensar que cuánto menos tiempo necesitemos emplear para la recuperación del físico, mejor nos irá al poder dirigir nuestros entrenamientos de manera más intensiva.

Así pues, cuando sometemos a nuestro cuerpo a una dura sesión de ejercicio, lo más importante es recuperar nuestros músculos. Dicen los expertos que sería magnífico terminar una dura jornada deportiva con un progresivo enfriamiento, hidratación y nutrición, con los aportes minerales o vitamínicos que consideremos y con un completo drenaje linfático, presoterapia, sin olvidar el reposo necesario. Todo esto hablando en términos más o menos serios, no una mera jornada en la que realicemos cualquier actividad física a modo de hobbie.

Explicándolo de manera muy simple, diremos que con la presoterapia en el deporte, conseguiremos expulsar con mayor garantía grasas, líquidos y toxinas que se acumulan tras el ejercicio. Favorecerá la circulación linfática y venosa, revitalizando nuestras extremidades, a la par de ser un ejercicio relajante y placentero por los movimientos rítmicos que nos producen los movimientos de aire en el interior de los cobertores. Sometiendo a los músculos a una rápida recuperación. De esta forma evitaremos lesiones y agujetas.

El ácido láctico circulante es transformado en glicógeno por el hígado, de forma que puede ser utilizado nuevamente para la producción de energía. De ahí la importancia del drenaje linfático y del retorno venoso con la presoterapia después del entrenamiento o la competición.

La presoterapia es un arma terapéutica esencial cuando se pretende lograr evitar las lesiones deportivas, así que nos encontramos con una herramienta que no sólo facilita la eliminación de sustancias tóxicas acumuladas en los tejidos tras el entrenamiento, sino que es capaz de evitar en gran medida el peor de los escenarios posibles para un deportista de competición: las lesiones deportivas.