Prueba el nuevo Tratamiento Premium-Grasa localizada

shutterstock_284247545

Partiendo de un estudio personalizado creamos una terapia específica capaz de  obtener los resultados más satisfactorios.

En Centro Estético Ana León somos especialistas en tratamientos contra la grasa localizada. Para combatir esos acúmulos de grasa que se resisten a la dieta y al ejercicio, ponemos a tu disposición todo un conjunto de técnicas modernas y contrastadas, no sólo para eliminar la grasa sino también para mejorar el estado de la piel.

Tras crear la terapia personalizada y una valoración se realizará una sesión de tratamiento específico entre:

-Ultra Cavitación con Láser Neodimio, Criolipólisis, plataforma, Ultrasonidos.

 

CAVITACIÓN con Láser Neodimio:

La Cavitación está indicada para aquellos pacientes con depósitos de grasa localizada (muslos, abdomen, caderas, etc.) que no desean pasar por quirófano y quieren eliminarla de forma duradera.

 

ULTRASONIDOS:

Los Ultrasonidos se emplean para eliminar la grasa localizada profunda. Son vibraciones sonoras que se transforman, en contacto con el organismo, en energía térmica. Cuando éstos se aplican en una zona determinada, como el abdomen, las cartucheras… Su energía penetra el tejido adiposo, rompiendo su estructura interna y eliminándolo de manera natural a través del propio organismo.

Su aplicación produce unos resultados rápidos y duraderos.

 

PLATAFORMA:

Por su versatilidad, suele ser el toque final a cualquier tratamiento reductor de grasa y dietas.

Gracias a su movimiento oscilatorio, con tan sólo 10 minutos por sesión se consigue mejorar el tono muscular, quemar calorías, drenar liquidos, incrementar la elasticidad, perder peso y eliminar celulitis.

 

La Criolipólisis de doble succión con Láser Neodimio:

es el tratamiento capaz de eliminar la celulitis y conseguir que recuperes el contorno sin pasar por el quirófano.

De forma rápida, segura y duradera.

Capaz de llegar a esas zonas del cuerpo donde no conseguimos llegar con la dieta y el ejercicio, fraccionando la acumulación del tejido graso que se deposita en estas zonas. Mejora el riego sanguíneo y la microcirculación, gracias al sistema de Ultra congelación -10 Cº (Crioterapia) que fomenta el metabolismo, aumentando el flujo linfático, que intensifica la degradación de la grasa y por lo tanto la eliminación de residuos, combinado con el poder de la Vacumterapia que consigue activar la circulación de la zona tratada y aumentar la velocidad a la que se eliminan las grasas, mejorando la piel, su textura y sus estado. La función del  Láser Neodimio, mejora de un modo espectacular el resultado de esta técnica. Ya que es capaz de romper grasa profunda y resistente.

Las células grasas o adipocitos que se encuentran en el tejido subcutáneo son ricas en ácidos grasos saturados, lo que las vuelve especialmente sensibles al frío; por el contrario, los elementos próximos, pobres en lípidos, como son vasos sanguíneos, melanocitos, sistema nervioso periférico, fibrocitos… en comparación, son mucho menos sensibles al frío. Esta característica natural y la combinación durante el tratamiento con el transductor del aparato, que combina presión de vacío con criotecnología, permite la degradación natural de los adipocitos sin dañar los tejidos colindantes.

También hay un efecto indirecto por la lipólisis provocada por la estimulación del sistema nervioso simpático.

1 sesión con doble succión entre: abdomen (superior e inferior) o trocánteres (cartucheras) derecha e izquierda o flancos, derecho e izquierdo o cara interna de brazos, derecho e izquierdo o cara interna de muslos, derecho e izquierdo o cara interna de rodilla, derecha e izquierda o subglúteo, derecho e izquierdo.

La Criolipólisis con Láser Neodimio, una sola sesión de doble succión, combinando presión de vacío y frío consigue excelentes resultados, ideal para eliminar grasa localizada sin pasar por el quirófano.

Cavitación:

Es un tratamiento liporeductor de última generación. Se trata de una técnica no invasiva que actúa sobre los depósitos grasos localizados, actuando sobre ellos y liberándolos de grasa. Un rodillo inteligente genera microburbujas de vacío de forma controlada; éstas producen la llamada cavitación, que son ondas ultrasónicas moduladas en múltiples frecuencias. Las ondas generadas por el rodillo chocan contra las células adiposas destruyendo su membrana y liberando la grasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *