ESTUDIOS EN GEMELOS DEMUESTRA QUE EL ENVEJECIMIENTO NO ESTÁ EN TUS GENES

1

Dermatología: 
ESTUDIOS EN GEMELOS DEMUESTRA QUE EL ENVEJECIMIENTO NO ESTÁ EN TUS GENES
 
De repente nos miramos al espejo y nos damos cuenta que nos parecemos de forma sorprendente a nuestros padres. ¡Envejecemos igual que ellos!
Sin embargo no todo el envejecimiento está en nuestros genes. Hay algunos factores que dependen de nuestros hábitos que hacen que envejezcamos peor. Como decía Shakespeare, “el destino no está en las estrellas sino en nosotros mismos”
Hay un estudio muy interesante publicado en la prestigiosa revista Plastic and Reconstructive Surgery donde analizan el envejecimiento de gemelos genéticamente idénticos. Estos gemelos son una excelente oportunidad para poder evaluar el papel del envejecimiento “extrínseco”, es decir, el envejecimiento que depende de nosotros mismos.
Pues bien, en este estudio se demostraba que la gemela que vivía en Miami tenía la piel con más manchas y arrugas que la que vivía en Minnesota debido a la mayor exposición solar. Y que la gemela que fumaba parecía mucho mayor que la que no fumaba. Y que la gemela que había realizado tratamiento hormonal sustitutivo parecía más joven que la que no lo había realizado. A continuación os pongo fotos de las gemelas de estos estudios.
Estas son las gemelas con diferente exposición solar (la de las manchas es la que vivía en Miami):
Y estas son las fotos de la gemela fumadora y la no fumadora (la fumadora parecía de mayor edad):
 3
A continuación las gemelas que hacían y no hacían el tratamiento hormonal sustitutivo (la que hacía el tratamiento tiene mejor aspecto):
 4
La verdad es que las fotos son sorprendentes. Está claro que hay parte de nuestro envejecimiento que podemos controlar.
En esto estudio también había algunos detalles sorprendentes. Se confirmaba que la gemela que bebía mucho alcohol parecía más mayor que la que no bebía tanto. La gemela divorciada parecía más envejecida que la gemela casada. ¡Y la gemela viuda parecía más joven que la gemela no viuda! Podéis sacar vuestras propias conclusiones….
 

Los primeros Signos del Envejecimiento

Los primeros signos visibles del envejecimiento en el rostro aparecen a partir de los 30 años.
La genética, el sol, el tabaco, una mala alimentación e incluso engordar y adelgazar en exceso son los principales factores que influyen en la aparición de los primeros signos de envejecimiento facial, los cuales se empiezan a hacer visibles a partir de los 30 años…
La flacidez, las arrugas y las atrofias de las partes blandas con daño solar conforman la trilogía del envejecimiento facial a partir de los 30 años, aunque los signos van apareciendo de forma diferente en cada persona.
Las primeras en aparecer son las arrugas del entrecejo y las patas de gallo, aunque por ejemplo las ojeras pueden aparecer antes, a partir de los 20, sobre todo por hipotrofia de la grasa.

CentroAnaLeon


No obstante, no hay que olvidar que la genética, el sol, el tabaco, una mala alimentación o el estrés son factores extrínsecos que influyen y que pueden acelerar el envejecimiento de la piel, ya que contribuyen a la formación de radicales libres y por tanto oxidan nuestro organismo.
Engordar y adelgazar en exceso define el aspecto del rostro. La grasa es responsable de las concavidades y convexidades que definen una cara joven. Cuando el peso corporal varía, se producen cambios de volumen a nivel de la grasa profunda, lo que hace que ésta se desplace y aparezcan surcos.