¿Conoces los beneficios de la fruta de verano?

La fruta de verano no sólo refresca, también te cuida.
Seguro que desde siempre te han dicho que hay que comer frutas (cinco piezas al día), verduras… su alto contenido en antioxidantes… etc. Pero vamos a aprovechar que estamos en pleno verano para contaros los grandes beneficios de las frutas en esta estación.
Las frutas con alto contenido en agua ayudan a nuestro cuerpo a resistir las altas temperaturas de los meses de verano, hidratándonos, siendo la sandía y el melón dos referentes. Además, son excelentes para evitar ganar peso ya que ayudan al funcionamiento regular de nuestros riñones. La sandía, además de sus valores de hidratación, es detoxificante, antioxidante, depurativa y diurética, conteniendo vitaminas B y C, caroteno, fibra, potasio y ácido fólico. El melón aporta vitamina A y E, siendo un potente antioxidante, con efecto diurético y capaz de eliminar toxinas. Ayuda también a neutralizar la acidez y aporta fibra, calcio, potasio, zinc y ácido fólico, regulando así los niveles altos de colesterol.

 

beneficios-fruta
Por si esto fuera poco, las ciruelas también favorecen el buen funcionamiento del aparato digestivo. Y si eres mujer, los melocotones son un excelente sustituto del chocolate, por su alto contenido en magnesio.
Cerezas, ciruelas, brevas… concentran mayor cantidad de azúcares con respecto a los melocotones, melones, sandías que, como ya te hemos contado, son más ricas en agua.
Las frutas de color amarillento o naranja nos indican su contenido en carotenoides, que después se convierten en vitamina A y sirven para protegernos como antioxidantes. El melocotón es una excelente elección de fruta por su contenido en fibra, potasio y la que mayor cantidad de carotenos dispone.
Las frutas rojizas destacan por sus propiedades antioxidantes y su contenido de azúcares.
La acción antioxidante de las frutas de verano es excelente, ayudándonos a su vez a mantener el sistema inmunitario en plena forma y así poder prevenir enfermedades.
Por norma general, el contenido de vitaminas C y A en las frutas de verano es muy alto. Los efectos que el consumo de fruta produce son siempre positivos, siendo altamente recomendado en todas las épocas, tanto por sus propiedades nutritivas, como por sus excelencias antioxidantes, su cantidad de vitaminas y sus efectos en el organismo. Las frutas son fundamentales en cualquier dieta sana.