Tratamiento Reductor

shutterstock_283514504

¡Ven y adelgaza!

 

La tecnología avanza y no sólo en el ámbito de los móviles y ordenadores, también en los tratamientos corporales haciéndolos más avanzados y precisos para tratar problemas como la celulitis o ayudar a la reducción de la grasa. Te ofrecemos una sesión muy especial para que compruebes su eficacia.

 

¿En qué consiste?

  •  Criolipólisis de doble succión con Láser Neodimio
  •  Ultracavitación de 3º generación con Láser Neodimio.

La Criolipólisis de doble succión con Láser Neodimio:

Es el tratamiento capaz de eliminar la celulitis y conseguir que recuperes el contorno sin pasar por el quirófano.

De forma rápida, segura y duradera.

Capaz de llegar a esas zonas del cuerpo donde no conseguimos llegar con la dieta y el ejercicio, fraccionando la acumulación del tejido graso que se deposita en estas zonas. Mejora el riego sanguíneo y la microcirculación, gracias al sistema de Ultra congelación -10 Cº (Crioterapia) que fomenta el metabolismo, aumentando el flujo linfático, que intensifica la degradación de la grasa y por lo tanto la eliminación de residuos, combinado con el poder de la Vacumterapia que consigue activar la circulación de la zona tratada y aumentar la velocidad a la que se eliminan las grasas, mejorando la piel, su textura y sus estado. La función del  Láser Neodimio, mejora de un modo espectacular el resultado de esta técnica. Ya que es capaz de romper grasa profunda y resistente.

Las células grasas o adipocitos que se encuentran en el tejido subcutáneo son ricas en ácidos grasos saturados, lo que las vuelve especialmente sensibles al frío; por el contrario, los elementos próximos, pobres en lípidos, como son vasos sanguíneos, melanocitos, sistema nervioso periférico, fibrocitos… en comparación, son mucho menos sensibles al frío. Esta característica natural y la combinación durante el tratamiento con el transductor del aparato, que combina presión de vacío con criotecnología, permite la degradación natural de los adipocitos sin dañar los tejidos colindantes.

También hay un efecto indirecto por la lipólisis provocada por la estimulación del sistema nervioso simpático.

Zonas de aplicación del Tratamiento: abdomen (superior e inferior) o trocánteres (cartucheras) derecha e izquierda o flancos, derecho e izquierdo o cara interna de brazos, derecho e izquierdo o cara interna de muslos, derecho e izquierdo o cara interna de rodilla, derecha e izquierda o subglúteo, derecho e izquierdo.

 

La Criolipólisis con Láser Neodimio, una sola sesión de doble succión, combinando presión de vacío y frío consigue excelentes resultados, ideal para eliminar grasa localizada sin pasar por el quirófano.

 

ULTRACAVITACIÓN CON LÁSER NEODIMIO:

Se llama cavitación a la formación de burbujas que origina la vibración sónica. Dichas burbujas pueden ser estables, crecer o colapsarse (implosión), ejerciendo con ello una acción mecánica sobre el tejido adiposo destruyéndolo de forma no invasiva e indolora.

Es un tratamiento liporeductor de última generación. Se trata de una técnica no invasiva que actúa sobre los depósitos grasos localizados, actuando sobre ellos y liberándolos de grasa. Un rodillo inteligente genera microburbujas de vacío de forma controlada; éstas producen la llamada cavitación, que son ondas ultrasónicas moduladas en múltiples frecuencias. Las ondas generadas por el rodillo chocan contra las células adiposas destruyendo su membrana y liberando la grasa.

La cavitación se puede realizar en cualquier acumulo graso, que es donde se ha comprobado la producción de burbujas que posteriormente romperán la célula adiposa.

La zonas más comunes de cavitación son el abdomen y flancos tanto en mujeres como en hombres, y muslo posterior y lateral en mujeres por su efecto anticelulítico.

 

Preguntas Más Frecuentes

¿En qué zonas se realiza la cavitación?

Las zonas más frecuentes para realizar la cavitación son abdomen, flancos, glúteos, muslos posteriores y brazos.

¿Cuánto dura una sesión?

Depende de la superficie zona o zonas a tratar, pero por lo general suelen ser unos 20 minutos de cavitación y debe estar seguida de una sesión de 25 minutos a 30 minutos de presoterapia para facilitar el drenaje linfático de la grasa destruida.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Depende de la importancia, severidad y extensión de la capa grasa pero por lo general se suelen realizar entre 8 y 12 sesiones.

¿ Es seguro el tratamiento?

Sí, es seguro siempre y cuando se sigan las pautas del tratamiento y se tengan en cuenta las contraindicaciones correspondientes.

Es fundamental acudir a un centro de garantía que ofrezcan equipos seguros y efectivos de marcas con reconocido prestigio. Existen mucha diferencia en seguridad y efectividad en los equipos del mercado.

¿Hay que seguir algún tratamiento anterior o posterior?

Durante todo el tratamiento es necesario ingerir al menos 1,5 litros de agua diario para ayudar a eliminar del organismo la grasa destruida.

Como en cualquier tratamiento de remodelación corporal, un control de la ingesta, ejercicio físico y la toma de líquidos siempre es recomendable. Igualmente, una vez se ha conseguido el resultado es importante establecer un programa de mantenimiento.

¿Es doloroso el tratamiento?

No es doloroso. Es normal sentir un ligero zumbido en el oído cuando está en funcionamiento la cavitación.

¿Existen contraindicaciones en el tratamiento de cavitación?

Como en cualquier técnica hay situaciones que contraindican el uso de ultrasonidos, tales como la presencia de heridas u otras patologías en la zona a tratar, prótesis o placas metálicas, DIUs metálicos, marcapasos, alteraciones de la sensibilidad cutánea, alteraciones de la coagulación de la sangre así como varices y tromboflebitis en la zona a tratar.

¿Es efectivo el tratamiento?

La cavitación es muy efectiva si se ha realizado un diagnóstico adecuado y se elige un centro con garantía en cuestión de equipos y profesionales. Es un tratamiento que está considerado actualmente, como uno de los más efectivo para eliminación de grasa localizada en métodos estéticos no invasivos.

Como proceso no invasivo es lento pero muy efectivo, siendo necesarias varias sesiones para ver los resultados esperados y que debe consultar con su especialista

 

Como hemos explicado, la cavitación es un tratamiento muy efectivo siempre y cuando:

1) Se realice tras un diagnostico preciso y correcto y se determine que sea la técnica adecuada para el problema a tratar ya que no es la técnica de elección para todas las preocupaciones estéticas corporales

 

2) Se realice con equipos de garantías que realmente produzcan una cavitación estable y efectiva. Debido al boom de esta técnica han surgido una gran cantidad de fabricantes de baja calidad que no ofrecen los resultados deseados.

 

Por ello, es fundamental que busque un centro con profesionales altamente formados en tratamientos estéticos corporales y con aparatología de reconocido prestigio en este campo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *